Sí, parece que esto se mueve, los magnates de la industria de los contenidos audiovisuales por fin se han dado cuenta de que el negocio y el futuro del sector se encuentran en el video bajo demanda y en el contenido en la nube.

Como siempre son los grandes de los  Estados Unidos, los primeros en dar el paso y apostar por ideas innovadoras. No es de extrañar, ya que la de dicho país es la industria más potente a nivel mundial. No obstante dicha industria se ha caracterizado también por defender ferozmente los derechos audiovisuales y atacar contundentemente, mediante demandas judiciales, las descargas no oficiales, denunciando tanto a los usuarios finales, como a los responsables de las aplicaciones utilizadas o a cualquier otro elemento de la cadena.

O mucho me equivoco o no cejaran en su empeño de continuar con esta vía, pero al menos parece que por fin han visto la luz y se deciden a ofrecernos una alternativa cómoda y consecuente con  la era digital en la que hoy vivimos.

Cada día es mayor la penetración en los hogares de las conexiones de banda ancha y cada vez son más los dispositivos multimedia con posibilidad de conexión a internet. Desde el clásico ordenador de sobremesa o portátil, a los discos duros multimedia, e incluso los propios televisores. Toda una revolución tecnológica.

Acceder mediante un clic o apretando a un solo botón al contenido que realmente deseamos en cada momento es maravilloso.

Poder acceder a tu contenido favorito tanto de series de televisión, películas y demás, de forma sencilla y en un mismo lugar resulta altamente apetecible para el consumidor.

Resulta fácil entrever las posibilidades que existen en ese nicho de mercado.  Los días del formato físico están todavía por acabar, no es algo descartable a corto plazo pero poco a poco irá siendo reemplazado, es su destino y es el  progreso quien lo arrolla poco a poco.

Por ahora estos servicios se están asentando  en Estados Unidos y aquí al otro lado del Atlántico los estamos esperando con los brazos abiertos, ya que  salvo la Itunes Store esperamos  todavía el desembarco  de este tipo de servicios en nuestro país. Aunque el momento parece probable y no demasiado lejano.

Seguro que muchos de estos servicios se instaurarán acompañados  del aborrecido DRM, limitaciones en el numero de reproductores permitidos, o con formulas de préstamo digital mojigatas, pero al final si el precio resulta competitivo, sin duda será una opción muy a tener  en  cuenta. Quizá estemos ante la llave maestra que  abra la puerta de la rentabilidad a los productores de contenidos audiovisuales, consiguiendo adaptarse a los nuevos tiempos. ¿Por qué luchar contra las descargas cuando puedes ofrecer una alternativa atractiva? ¿Por qué luchar contra internet en vez de usarla para beneficio propio ?

Repito parece que por fin se aclara el camino y se ofrece algo interesante tanto para la  industria como para los usuarios.

Toda esta reflexión me ha venido gracias a la noticia del nacimiento de Ultraviolet.

Este servicio viene a ser un servicio de video bajo demanda, pero lo peculiar del asunto es que viene apoyado por algunos pesos pesados de la industria hollywoodiense como Warner, Lionsgate, Paramount Pictures, Sony Pictures, Universal Pictures y Twentieth Century Fox. Otros grandes se quedan fuera del acuerdo, pero seguro que abordarán otros proyectos en un futuro porque el pistoletazo de salida ya ha sonado y el proceso se antoja imparable.

Más información:Gizmondo; Alt1040.